Las iglesias de la Diócesis de Brooklyn pueden reabrir para celebrar misas entre semana el 29 de junio Las celebraciones de la misa dominical pueden comenzar el fin de semana del 4 y 5 de julio

 

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA: 19 de junio de 2020

 

CONTACTOS DE MEDIOS:

Adriana Rodriguez

718-517-3143

arodriguez@desalesmedia.org

 

John Quaglione

718-517-3112

jquaglione@desalesmedia.org

 

Las iglesias de la Diócesis de Brooklyn pueden reabrir para celebrar misas entre semana

el 29 de junio

Las celebraciones de la misa dominical pueden comenzar el fin de semana del 4 y 5 de julio

 

El Reverendísimo Mons. Nicholas DiMarzio, obispo de Brooklyn, se complace en anunciar que las iglesias de la Diócesis de Brooklyn pueden reabrir para celebrar misa, de lunes a viernes, el lunes 29 de junio de 2020. La celebración de la misa dominical puede iniciarse con la vigilia del sábado 4 de julio de 2020, y el domingo 5 de julio de 2020. Se implementarán los protocolos de seguridad por el COVID-19, incluido el requisito de que todos los que entren a la iglesia deben traer y usar su propia mascarilla facial durante toda la Misa y mantener un distanciamiento social apropiado.

“Los católicos de Brooklyn y Queens llevan tiempo deseando que se reanude la celebración de la misa y poder recibir la Sagrada Eucaristía. Pues nuestro sacrificio y paciencia han dado frutos, y contribuimos con nuestra parte a aplanar la curva de esta terrible pandemia del coronavirus. Pronto podremos congregarnos para nutrirnos con el alimento espiritual por el que hemos esperado con ansias”, dijo Mons. DiMarzio.

Como preparación para el gozoso día en que se reanudarán las misas, la Diócesis de Brooklyn lanzará hoy un video en inglés y en español para que los católicos de Brooklyn y Queens conozcan los cambios que se efectuarán, como resultado de los protocolos de seguridad por el COVID-19, para mantener a todos sanos y seguros.

Además del requisito de que los feligreses deben traer y usar su propia mascarilla facial durante la misa, las parroquias limitarán su aforo a un 25% de su capacidad para cumplir con los protocolos de distancia social de seis pies entre los fieles. Sin embargo, las familias que viven en el mismo hogar podrán sentarse juntas.

La manera de tomar la comunión será diferente. Se recomienda encarecidamente que los fieles reciban la Sagrada Comunión en la mano y que se dejen la mascarilla puesta cuando se acerquen al sacerdote, a una distancia de seis pies. Cuando el comulgante reciba la Hostia Consagrada, debe moverse hacia un lado y consumir la Eucaristía de inmediato. La comunión solo se dará de este modo; la Preciosa Sangre no se ofrecerá a los fieles en este momento.

Ya que cada iglesia y parroquia es única, los fieles deben consultar con sus parroquias individuales, sitios web y redes sociales de su parroquia para obtener información específica sobre la reanudación de las misas y los protocolos de seguridad puestos en práctica.

La dispensa del precepto dominical permanece vigente hasta nuevo aviso. Como tal, la Diócesis insta a quedarse en casa a aquel que sienta algún tipo de malestar o enfermedad. La misa continuará transmitiéndose en vivo por la televisión a través de NET-TV, y online. El canal diocesano por cable NET-TV está disponible en la ciudad de Nueva York en Spectrum, canal 97; Óptimo, canal 30; y Fios de Verizon, canal 48.

“Hemos sufrido un período de grandes desafíos, especialmente aquí en nuestra diócesis de Brooklyn y Queens, pero el Señor ha estado con nosotros todo este tiempo. Ahora, en poco más de una semana, podemos congregarnos y darle gracias, orar por los hermanos que perdimos y por los que aún están afectados por el coronavirus. ¡Regocíjate en la celebración de la Liturgia! Gracias a Dios”, concluyó Mons. DiMarzio.

###

 

Declaración de Mons. Nicholas DiMarzio, obispo de Brooklyn, sobre el fallo de la Corte Suprema a favor de D.A.C.A.

PARA SU PUBLICACIÓN INMEDIATA: 18 de junio de 2020

 

CONTACTOS EN LOS MEDIOS:

Adriana Rodriguez
718-517-3143
arodriguez@desalesmedia.org

John Quaglione 
718-517-3112
jquaglione@desalesmedia.org

Declaración de Mons. Nicholas DiMarzio, obispo de Brooklyn, sobre el fallo de la

Corte Suprema a favor de D.A.C.A.

 

El Reverendísimo Mons. Nicholas DiMarzio, obispo de Brooklyn, emitió el siguiente comunicado en respuesta al fallo de la Corte Suprema de los Estados Unidos que ha impedido la cancelación del programa D.A.C.A:

“Hoy, la Corte Suprema de los Estados Unidos hizo lo correcto y moral al tomar la decisión de rechazar el intento de la administración Trump de poner fin al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia —conocido como D.A.C.A., por sus siglas en inglés— por razones humanitarias”. El tribunal supremo reconoció la intención de la ley y también la imposibilidad humana de afectar un cambio que conduciría a la deportación de muchos jóvenes traídos a los Estados Unidos cuando eran niños.

Los Dreamers (soñadores) llegaron a este país con sus padres, sin intención de violar la ley. Para la mayoría de ellos, Estados Unidos es el único país que conocen. Muchos soñadores han venido y han cumplido su propio sueño americano, obteniendo una educación y alcanzando metas con las que sus padres solo podían soñar. Las noticias de hoy destacan sus éxitos y sus contribuciones a nuestra nación. Una de las noticias señalaba que “los trabajadores en el sector de la salud y que se encuentran en la primera línea de la lucha contra el coronavirus dependen de unos 27,000 receptores de D.A.C.A., ‘incluidos dentistas, farmacéuticos, asistentes médicos, asistentes de salud en el hogar, técnicos’ y casi 200 estudiantes de medicina”.

Esta decisión es acertada y justa para estos jóvenes indocumentados, que han sido víctimas de un feroz debate político y han estado viviendo bajo el temor constante de la deportación. Deportar a los Dreamers a tierras desconocidas hace caso omiso de sus sacrificios, sus aportes y su enorme potencial. También significaría una gran pérdida para nuestro país.

La inmigración es uno de los temas más complejos y polémicos de nuestro tiempo. He dedicado estos últimos 50 años de mi sacerdocio a ayudar a inmigrantes y refugiados. Hoy, albergo las esperanzas para nuestra nación, de que esta decisión del tribunal supremo del país conducirá a una reforma migratoria integral de la que hemos estado hablando durante años”.

###

 

Durante mucho tiempo, el obispo Nicholas DiMarzio ha sido líder nacional e internacional en defensa de los migrantes y recién llegados. Es presidente de la junta del Centro de Estudios sobre Migración. Mons. DiMarzio fue miembro del Consejo Pontificio para la Atención Pastoral de los Migrantes e Itinerantes. Además, se desempeñó como director ejecutivo del Comité de Migración de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB, por sus siglas en inglés), presidente de la Red Católica de Inmigración Legal (CLINIC, por sus siglas en inglés) y representante de los Estados Unidos ante la Comisión Mundial sobre las Migraciones Internacionales, una Comisión auspiciada por las Naciones Unidas.

 

Mons. DiMarzio también ha sido miembro de las juntas de la Comisión Católica Internacional de Migración (ICMC, por su sigla en inglés) y del Foro Nacional de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía. Ha presidido la Junta de Consejeros y es miembro del Instituto de Políticas de Migración (MPI, por su sigla en inglés). Además ocupar varios cargos de liderazgo, el obispo DiMarzio ha publicado numerosos documentos y discursos, y en repetidas ocasiones ha declarado ante el Congreso sobre asuntos migratorios.

Mons. DiMarzio da una homilía enfocada en el racismo en nuestra cultura y en nuestra Iglesia El obispo destaca la labor de la Comisión diocesana de Racismo y Justicia Social

 

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA: 7 de junio de 2020

 

CONTACTOS DE MEDIOS:

Adriana Rodriguez

718-517-3143

arodriguez@desalesmedia.org

 

John Quaglione

718-517-3112

jquaglione@desalesmedia.org

 

Mons. DiMarzio da una homilía enfocada en el racismo en nuestra cultura y en nuestra Iglesia

El obispo destaca la labor de la Comisión diocesana de Racismo y Justicia Social

 

Monseñor Nicholas DiMarzio, obispo de Brooklyn, dedicó su homilía de este Domingo de la Trinidad en la misa en inglés de las 11 de la mañana, en la Concatedral de San José, transmitida en vivo por el canal NET-TV, al mal del racismo y a qué deben hacer la sociedad y la Iglesia para lograr el cambio.

“En nuestra situación actual, cuando vemos tantas protestas por la terrible muerte de George Floyd, reconocemos la angustia que proviene de un conocimiento más profunda de las desigualdades en nuestra propia sociedad y la carga que deben soportar las personas de color”, expresó el obispo DiMarzio.

En sus intervenciones, el obispo denunció la violencia y el saqueo de aquellos que pretenden crear anarquía en nuestra sociedad y destruir el mensaje legítimo de los manifestantes. Como Iglesia y como familia de fe, Mons. DiMarzio dice que debemos defender y ayudar a nuestros hermanos y hermanas.

“Solo cuando encontremos el amor de Dios y llevemos ese amor a los demás, las cosas cambiarán”. También citó el discurso de Martin Luther King, cuando dijo: “El tiempo está inundado con los escombros de comunidades fracturadas que se han rendido al odio y la violencia. Por la salvación de nuestra nación y la salvación de la humanidad, debemos seguir otro camino. Esto no significa que abandonemos nuestros justos esfuerzos; pero no renunciaremos, en el proceso, a nuestro privilegio y obligación de amar. Esta es la única forma de crear comunidades en el amor”.

La Diócesis de Brooklyn suscribe plenamente los conversatorios sobre el racismo que se están llevando a cabo en estos momentos. Solo dialogando de este tema complicado puede comenzar a entenderse lo que todavía le está sucediendo a las personas de color en Brooklyn y Queens, que constituyen la mitad de nuestra Diócesis.

Hace más de dos años, la Diócesis formalizó estos conversatorios. En 2017, después de las manifestaciones de supremacía blanca en Charlottesville, Virginia, el obispo DiMarzio estableció la Comisión de Racismo y Justicia Social para investigar el racismo dentro de la Iglesia. La Comisión celebró audiencias y recibió más de 500 mensajes que han ayudado a comprender estos problemas.

Como resultado de lo aprendido, la Comisión ha organizado reuniones con sacerdotes de la Diócesis para ayudarlos a entender cómo predicar sobre el racismo. También se han realizado encuentros con maestros de escuelas católicas centradas en enseñar lecciones con el fin de evitar que crezcan las semillas del racismo. “El racismo es un comportamiento aprendido. Las personas no nacen racistas. El racismo se aprende de diferentes maneras, incluso aunque no se haya enseñado expresamente. Se va incorporando por actitudes, sentimientos y palabras. Necesitamos trabajar en nuestras escuelas católicas, donde tenemos cierta influencia para asegurarnos de que nuestros jóvenes de hoy no adopten las actitudes racistas del pasado”, declaró Mons. DiMarzio.

El obispo reconoció que la Diócesis tiene que hacer más para ver de qué manera puede lidiar con los sentimientos y la realidad de que el racismo también está presente en la Iglesia. “Lo que debemos entender es que debe ocurrir un cambio social en el mal del racismo”.

 

###

 

Video de la misa de hoy en la Concatedral de San José:

https://www.youtube.com/watch?v=Sje9zGZU0qo&feature=youtu.be

Cortesía: DeSales Media Group / NET-TV

 

10:53 – Comienza la homilía de Mons. Nicholas DiMarzio

14:11 – “En nuestra situación actual, cuando vemos tantas protestas por la terrible muerte de George Floyd, reconocemos la angustia que proviene de un conocimiento más profunda de las desigualdades en nuestra propia sociedad y la carga que deben soportar las personas de color”.

15:35 – “Lo que debemos entender es que debe ocurrir un cambio social en el mal del racismo”.

14:47 – Martin Luther King Jr, en su maravillosa interpretación de la no violencia, dijo una vez que “El tiempo está inundado con los escombros de comunidades fracturadas que se han rendido al odio y la violencia. Por la salvación de nuestra nación y la salvación de la humanidad, debemos seguir otro camino. Esto no significa que abandonemos nuestros justos esfuerzos; pero no renunciaremos, en el proceso, a nuestro privilegio y obligación de amar. Esta es la única forma de crear comunidades en el amor”.

17:06 – “El racismo es un comportamiento aprendido. Las personas no nacen racistas. El racismo se aprende de diferentes maneras, incluso aunque no se haya enseñado expresamente. Se va incorporando por actitudes, sentimientos y palabras. Necesitamos trabajar en nuestras escuelas católicas, donde tenemos cierta influencia para asegurarnos de que nuestros jóvenes de hoy no adopten las actitudes racistas del pasado”.

19:29 – “Solo cuando encontremos el amor de Dios y llevemos ese amor a los demás, las cosas cambiarán”.

 

 

La Diócesis de Brooklyn puede comenzar a reabrir iglesias para la oración personal el 26 de mayo

PARA SU PUBLICACIÓN INMEDIATA: 22 de mayo de 2020

 

CONTACTOS EN LOS MEDIOS:

Adriana Rodriguez
718-517-3143
arodriguez@desalesmedia.org

John Quaglione 
718-517-3112
jquaglione@desalesmedia.org

La Diócesis de Brooklyn puede comenzar a reabrir iglesias para la oración personal el 26 de mayo

Los funerales, bautizos y bodas pueden comenzar respetando las medidas de seguridad

 

Mons. Nicholas DiMarzio, obispo de Brooklyn, se complace en anunciar que las iglesias de la Diócesis de Brooklyn pueden reabrir para la oración privada y la devoción a partir del martes 26 de mayo. Será obligatorio el uso de mascarillas para todos los que entren a una iglesia. También pueden comenzar los funerales y las celebraciones de bautizos y bodas con límite de asistentes.

 

“Han sido unos meses difíciles para los católicos de Brooklyn y Queens. Sabemos que muchos fieles han estado esperando ansiosamente el día de reapertura de nuestras iglesias. Si bien todavía no podemos celebrar la misa, es un paso significativo que ya podamos entrar para orar. Espero que esto brinde a muchos de nuestros fieles un gran consuelo durante este momento difícil”, dijo el obispo DiMarzio. La misa continuará siendo transmitida online y por el canal de cable diocesano, NET-TV.

 

Más allá del requisito de usar mascarillas, la Diócesis insta a los fieles que sientan algún tipo de malestar o enfermedad, a que no venga a rezar a la iglesia. La entrada a la iglesia estará limitada a diez personas, según las directrices del Estado de Nueva York, y todos los que ingresen a la iglesia deben mantener la regulación de distancia social de seis pies (1,82 metros) en todo momento. Los funerales, bautizos y bodas también se limitarán a diez personas, y todos los asistentes deberán usar una mascarillas.

 

Además, se les pide a los fieles que consulten los horarios en que cada parroquia en particular estará abierta para la oración. Los acomodadores y/o voluntarios estarán presentes para ayudar a mantener el distanciamiento social.

 

Las iglesias de la Diócesis de Brooklyn han permanecido cerradas desde el 20 de marzo debido a la pandemia del Coronavirus. La reapertura de las iglesias es la Fase 1 dentro de un plan de múltiples fases que finalmente conducirá a la reanudación de la Misa, cuando ya no existan los requisitos gubernamentales que limitan a 10 el número de asistentes en una celebración. La dispensa de la obligación de asistir a la misa dominical sigue vigente hasta nuevo aviso.

 

El Comité Diocesano para la Reapertura de las Iglesias está dirigido por Joseph Esposito, ex comisionado de gestión de emergencias de la Ciudad de Nueva York, quien aporta 45 años de experiencia en el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York, incluida su función como Jefe de Departamento.

 

“Estamos consultando con profesionales médicos y de la salud para garantizar la seguridad de todos los sacerdotes y feligreses que ingresan a las iglesias de Brooklyn y Queens. En mis casi 50 años de servicio a la ciudad, este es uno de los problemas más difíciles que he tenido que enfrentar. Los riesgos son grandes, por eso tenemos que hacer las cosas bien la primera vez”, dijo el comisionado Esposito.

 

“Durante el proceso de reapertura de nuestras iglesias, debemos entender que no podremos retomar la vida de la iglesia tal y como la disfrutábamos antes. Habrá una serie de cambios diseñados para mantener a todos sanos y seguros durante la oración y la adoración. Estoy seguro de que responderemos, como pueblo fiel de Dios, a los desafíos que se nos presentan”, dijo Mons. DiMarzio.

 

# # #  

El padre Jorge Ortiz-Garay emprende viaje de regreso a casa para su eterno reposo

FOR IMMEDIATE RELEASE: May 3, 2020

MEDIA CONTACTS:

Adriana Rodriguez
718-517-3143
arodriguez@desalesmedia.org

John Quaglione 
718-517-3112
jquaglione@desalesmedia.org

El padre Jorge Ortiz-Garay emprende viaje de regreso a casa para su eterno reposo

 

El ataúd con los restos mortales del padre Jorge Ortiz-Garay, quien se cree que fue el primer sacerdote católico víctima del coronavirus en los Estados Unidos, está siendo trasladado en un vuelo de Delta Airlines con destino a México. La mañana del domingo, a primera hora, el coche fúnebre que transportara el cadáver del padre Jorge partió de la Funeraria Scotto, en Brooklyn, rumbo al aeropuerto internacional John F. Kennedy. Su cuerpo llegará a la Ciudad de México el lunes por la tarde, después de hacer una escala en Atlanta.

 

El padre Jorge, de 49 años, era el párroco de la Iglesia Santa Brígida, en el barrio de Bushwick, en Brooklyn, cuando murió el viernes 27 de marzo de 2020. Desde el año 2009 había estado sirviendo en la Diócesis, primero en la Concatedral de San José, en Prospect Heights, y luego en Santa Brígida. El padre Jorge fue ordenado sacerdote en la Arquidiócesis de Newark, como miembro del Camino Neocatecumenal el 29 de mayo de 2004.

 

“Hoy es domingo del Buen Pastor, y enviamos a su casa en México a un buen pastor, a un hijo de Nuestra Señora de Guadalupe”, dijo Mons. Kieran Harrington, Vicario de Comunicaciones de la Diócesis de Brooklyn. Mons. Harrington le dio la bendición final al padre Jorge antes de que se cerrara el coche fúnebre.

 

La Diócesis de Brooklyn agradece al Senador de los Estados Unidos Charles Schumer y su equipo, al Gobernador Andrew Cuomo y su equipo, así como a los miembros de la administración del Alcalde Bill DeBlasio, el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York, las Autoridades Portuarias de Nueva York y New Jersey, y sus Departamentos de Policía, por toda la ayuda para que sea posible trasladar el cuerpo del padre Jorge a su México natal. Los arreglos fueron gestionados por John Heyer, Director de la Funeraria Scotto, y la logística del transporte fue gestionada por Vincent LeVien, Director de relaciones exteriores de DeSales Media Group y del Grupo operativo de emergencia (Emergency Task Force) de la Diócesis de Brooklyn.

 

“Oramos por el descanso de su alma y por el consuelo de su familia, amigos y todos aquellos a quienes sirvió en la Diócesis de Brooklyn. Que descanse en la paz de Cristo, el Señor resucitado”, concluyó Monseñor Harrington.

 

Más adelante, en la Diócesis de Brooklyn se celebrará una misa conmemorativa en honor del padre Jorge Ortiz-Garay.

 

Fotos adjuntas: Cortesía de Rob Rich.

 

# # #

Papa Francisco nombra al Padre Kevin Sweeney, Sacerdote de la Diócesis de Brooklyn, Obispo de Paterson, New Jersey

PARA SU PUBLICACIÓN INMEDIATA: 15 de abril de 2020

 

CONTACTOS EN LOS MEDIOS:

 

Adriana Rodriguez

718-517-3143

arodriguez@desalesmedia.org

 

John Quaglione

718-517-3112

jquaglione@desalesmedia.org

 

Papa Francisco nombra al Padre Kevin Sweeney, Sacerdote de la Diócesis de Brooklyn,

Obispo de Paterson, New Jersey

 

Brooklyn, Nueva York (15 de abril de 2020) — El papa Francisco anunció hoy el nombramiento del padre Kevin Sweeney, párroco de la Iglesia Católica de St. Michael, en Sunset Park, como octavo obispo de la Diócesis Católica de Paterson, en Nueva Jersey. El nuevo obispo sucederá a Mons. Arthur Serratelli, cuya renuncia fue aceptada hoy por el Santo Padre. Se espera que el obispo electo Sweeney, de 50 años, comience su ministerio en la Diócesis de Paterson a finales del año en curso.

 

“Felicito al obispo elegido, el padre Kevin Sweeney, por el nombramiento del Santo Padre para servir a los católicos de la Diócesis de Paterson”, declaró Mons. Nicholas DiMarzio, obispo de Brooklyn. “No podría imaginar una mejor elección. El obispo elegido ha servido a la Diócesis de Brooklyn durante 22 años y es un excelente ejemplo de sacerdote. Sé que es un hombre de oración y un apasionado promotor de las vocaciones a la vida sacerdotal”.

 

El obispo recién nombrado, Sweeney, originario de Queens, New York, nació el 10 de enero de 1970, hijo de James Sweeney y Agnes (de soltera Blewitt) Sweeney. Tiene una hermana, Marie Shanahan, un cuñado Kevin, un hermano, Brendan, una cuñada Tara y cinco sobrinas y sobrinos. El nuevo obispo se formó en la parroquia de St. Luke, en Whitestone.

 

Entre 1984 y 1988, asistió a la escuela Cathedral Prep y fue jugador estrella en el equipo de béisbol del colegio seminario, sobresaliendo como jugador de cuadro, jardinero y lanzador. Aunque nunca logró materializar su sueño de jugar béisbol profesional, fue incluido en el Salón de la Fama de la escuela en 2013.

 

Después de graduarse de la escuela secundaria, el obispo Sweeney ingresó a la Casa de Formación del Seminario de la Catedral, en Douglaston, y estudió en la Universidad de St. John, donde obtuvo una Licenciatura en Filosofía en 1992. Luego entró al Seminario de la Inmaculada Concepción en Huntington y fue galardonado con una Maestría en Divinidad (Master of Divinity) en Teología. Mientras estudiaba en el Seminario en Huntington, el obispo Sweeney hizo un año pastoral en St. Agatha, en Brooklyn.

 

El 28 de junio de 1997, Mons. Thomas Daily lo ordenó sacerdote de la Diócesis de Brooklyn. Su primer destino fue como vicario parroquial de St. Nicholas of Tolentine en Jamaica, de 1997 a 2003, y luego en Our Lady of Sorrows, en Corona, de 2003 a 2004.

 

En 2004, Mons. DiMarzio lo nombró Director de Vocaciones de la Diócesis de Brooklyn, un puesto que ocupó hasta al año 2010. Durante este tiempo, también se desempeñó como primer Director de la Casa de Discernimiento (san) papa Juan Pablo II.

 

En enero de 2010, el obispo electo Sweeney fue nombrado para su asignación actual, como párroco de la iglesia de St. Michael, en Sunset Park, Brooklyn. El nuevo obispo habla español con fluidez, tras haber estudiado el idioma en programas intensivos en República Dominicana y Costa Rica.

 

“Este es un día memorable para la Diócesis de Brooklyn pues el Santo Padre ha elegido a uno de nuestros sacerdotes para ser obispo de una de las diócesis del área tri-estatal”, expresó Mons. DiMarzio.

 

El nuevo obispo Sweeney estará disponible para una conferencia de prensa remota, vía Zoom, a las 10:30 a.m. Solo se admitirán aquellos cuyo nombre esté claramente indicado en su identificación de Zoom y el medio de prensa al que están afiliados.

 

Fotos adjuntas.

Video de Mons. Serratelli y el obispo elegido Sweeney durante el anuncio del nombramiento: https://vimeo.com/407833935

 

###

 

Foto formal con clériman: Cortesía de DeSales Media Group

Padre Kevin Sweeney durante una ordenación: Cortesía de The Tablet

Padre Kevin Sweeney con la chaqueta de los New York Yankees: Cortesía de The Tablet